• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Balastos electrónicos

Balastos Economicos 

 Función de los Balastos

La función de un balasto es la de limitar la corriente eléctrica que circula por una lámpara de modo de suministrarle la corriente y la tensión necesarias para su operación. Podemos separar a los balastos en dos tipos: los tradicionales, conformados con chapa de hierro al silicio y alambre de cobre y los electrónicos construidos por componentes de estado sólido.
Depli S.R.L ha lanzado al mercado su nueva familia de Balastos Electrónicos para tubos fluorescentes y Dulux. Luego de un exhaustivo análisis se eligió un diseño de altísima tecnología y por ende de altísima calidad. La elección del diseño apuntó a un producto que trabaje apenas tibio de modo de no generar calor al ambiente y no quitar vida útil a sus propios componentes. El montaje de los circuitos impresos fue pensado en función, del apoyo sobre una doble guía lateral y dos soportes en los extremos. Estos soportes cumplen una doble función sostener la plaqueta y a la vez evitar la curvatura de la misma al ser conectado los cables en las borneras con la presión del destornillador.

Teoría de funcionamiento del Balasto Electrónico
Las consecuencias de alimentar un tubo fluorescente en alta frecuencia se conocen desde hace mucho tiempo, pero la imposibilidad tecnológica fue retrasando ese cambio. A medida que aumenta la frecuencia con que se alimenta a la lámpara crece el flujo luminoso. Aumentar la frecuencia trae grandes ventajas:
1) Puesto que para mantener una determinada impedancia de la reactancia limitadora (recordemos que la fórmula de la reactancia inductiva es XL=2Pi f L con f= 50 Hz.), si f aumenta por ejemplo 1000 veces. L debe disminuir 1000 veces. Se obtiene, de este modo, una reducción de tamaño, peso y perdidas en la reactancia. Por ejemplo, para una reactancia de un tubo de 40 W resultan las siguientes reducciones.
Volumen de 200 cm3 a 3 cm3
Peso de 800 gramos a 20 gramos
Perdidas de 16 W a 1 W
2) Un incremento de la luminosidad del tubo de entre un 13 a 15% en forma gratuita.
3) Otras ventajas relativas al tipo de circuito empleado (balasto electrónico) como eliminación del efecto estroboscópico, mayor duración del tubo, etc.
4) Posibilidad de cambiar la coloración de la luz emitida.
Como conclusión, hemos aumentado la frecuencia que recibe la lámpara y hemos disminuido la potencia entregada, con la cual el balasto electrónico obtiene un ahorro de energía del orden del 35%. Además al utilizar en las bobinas núcleos de ferrite se reducen las pérdidas por calor.

TIPOBALASTO CONVENCIONALBALASTO ELECTRONICO DEPLI
105 W145 W100W
2 X 40 W120 W80W

Diseño electrónico
Los componentes electrónicos fueron sobredimensionados eléctricamente lo que proporciona gran confiabilidad frente a inestabilidades de la red de alimentación soportando tensiones transitorias de hasta 450 volts de pico.

Bajas pérdidas
El equipo tiene una configuración de bajas perdidas y por consiguiente su funcionamiento se desarrolla a través de bajas temperaturas, lo que permite su instalación en lugares vedados a otros balastos y a la vez conservará su aspecto estético durante toda su vida útil.

Tensión de encendido
La tensión de encendido es cercana a los 100 volts lo que asegura el encendido en cualquier condición desfavorable de alimentación y aún con los cátodos casi agotados. Asimismo también se asegura el arranque en bajas temperaturas.

Vida útil de la lámpara
Posee un encendido tipo “soft" lo cual eleva la vida de la lámpara fluorescente a valores inimaginables anteriormente (hasta cinco veces más) frente a condiciones, de encendido repetido. Es muy importante que la lámpara fluorescente alcance su temperatura de funcionamiento adecuado para lograr el máximo de luz. En sitios de baja temperatura deben colocarse los tubos fluorescentes en el interior del artefacto del tipo estanco para que estos logren la temperatura de régimen. La temperatura ambiente preferentemente debe ser entre 15° y 50°C, por encima de 60° se inicia la pérdida de luminosidad.
El balasto electrónico entrega a la lámpara menor potencia, alcanzando la máxima luminosidad, por lo tanto al operar la lámpara en condiciones más favorables posee una mayor vida útil.